El almacén autoportante: beneficios y ventajas respecto a otros tipos de almacenes

¿Imaginas evitar la obra civil y todos sus trámites para crear tu almacén? Es posible, con los sistemas de almacenaje autoportantes. Este tipo de instalación sirve para almacenar mercancía, pero también representa la estructura principal del edificio y soporta su cerramiento, formando de esta manera una nave de almacenaje industrial.

Los sistemas de almacenaje autoportante son estructuras de gran altura donde las estanterías forman un grupo compacto con la cubierta y las fachadas del almacén, evitando así la obra civil. En estas estructuras, las estanterías son el soporte del propio edificio. Resulta especialmente recomendado cuando necesitamos almacenar en altura, debido a que permite aprovechar al máximo el espacio y volumen disponibles.

En este artículo analizamos las características de los almacenes autoportantes y las ventajas que ofrecen respecto a otro tipo de almacenes.

Características de los almacenes autoportantes

  • Representa la mejor solución para almacenes destinados a estocar el mayor número de unidades de carga.
  • Sus estanterías no sólo soportan las cargas de las mercancías y los equipos de manutención. También están sujetos a los efectos de las cargas de nieve, acciones de viento, acciones de temperatura y acciones sísmicas según su emplazamiento.
  • El almacén autoportante permite el almacenaje con sistemas de carretillas operadas de forma manual o por medio de equipos automáticos.
  • Posibilita guardar la mercancía en gran altura, de manera que se obtiene un mayor aprovechamiento del espacio disponible.
  • Con este tipo de almacén se mejoran los tiempos de construcción. Además, se reducen de manera significativa los costes que representan otras soluciones, como la edificación de una nave no autoportante.

Las ventajas de los almacenes autoportantes

Son muchos y variados los beneficios de los almacenes autoportantes respecto a otro tipo de almacenes

  • El más importante es que equipa el almacén y evita la construcción civil de una nave industrial. Por lo tanto, no se necesita levantar un edificio como paso previo a la instalación del almacén.
  • Esto se traduce en un menor coste de inversión, sin olvidar que el tiempo de ejecución también es más reducido. Se trata de una construcción sencilla y una solución mucho más barata que si hubiera que levantar un almacén desde cero. En definitiva, resulta mucho más rentable que un almacén tradicional.
  • Se trata de una edificación pensada para ajustarse a las medidas necesarias, y el diseño contempla al mismo tiempo tanto la estructura del almacén como las estanterías. Así, el aprovechamiento del espacio es mucho mayor.
  • Se puede construir a gran altura. Los únicos límites están en las normativas locales, o en el alcance de los medios de manutención empleados. De ahí que la mayoría de los almacenes autoportantes incluyan estanterías operadas por equipos de manutención automáticos. Por ejemplo, los transelevadores o miniloads, con los que se pueden mover cargas a grandes alturas con absoluta seguridad.

La seguridad por encima de todo

Los almacenes autoportantes no sólo deben soportar las cargas generadas por las mercancías almacenadas y los esfuerzos derivados de los equipos de manutención. También han de estar preparados para resistir las acciones propias de una edificación. Por ejemplo, la acción del viento, las sobrecargas en cubierta (por obras de mantenimiento, caída de nieve, etc.), o los pesos propios de la estructura y de los cerramientos (tanto de cubierta como de fachadas). Por si fuera poco, hay que considerar el coeficiente sísmico correspondiente a la zona en la que se instale.

Los almacenes autoportantes, como cualquier otra estructura de ingeniería civil, se engloban en la categoría de estructuras de edificación. Eso sí, con sus particularidades: además de las características de una edificación al uso, deben tenerse en cuenta las especificidades propias de las estanterías.

Por lo tanto, en el diseño y construcción de estas instalaciones no sólo se han de seguir las normas de construcción propias de cada país y tener en cuenta las acciones que puedan afectar a la estructura (las ya citadas antes como la eólica, la sísmica, o las sobrecargas de la cubierta, por ejemplo). También debe respetarse la normativa específica de las estanterías metálicas.

 

Diseño y montaje almacén autoportante | POLYPAL STORAGE SYSTEMS

 

Una solución de nuestra apuesta por la innovación

Los almacenes autoportantes son soluciones especiales por varios motivos:

  • No son soluciones estándar, sino que deben diseñarse a medida para cada proyecto.
  • Los programas de cálculo empleados en su construcción son más complejos que los que se utilizan para el diseño de un almacén convencional.

El estudio, desarrollo y seguimiento de este tipo de proyectos especiales los llevamos a cabo en nuestro Centro Tecnológico de Investigación, Desarrollo e Ingeniería. Es la materialización de nuestra apuesta por la I+D.

 

Casos de éxito de almacenes autoportantes de POLYPAL

→ Almacén para Papel Aralar

Construimos un almacén automático autoportante para Papel Aralar, compañía guipuzcoana que necesitaba incrementar su capacidad de estocaje y optimizar sus procesos logísticos.

La instalación, con capacidad para más de 5.300 bobinas de papel (con un peso total de más de 10.000 toneladas), consta de 3.000 m² de superficie, 22,2 metros de fondo, y 15 niveles de carga en altura. Se compone de 25 módulos de estanterías operadas por sistema de carro shuttle para facilitar el movimiento de las bobinas.

La carga máxima por nivel es de:

  • Primer nivel: 1.300 kg/m
  • 2º-7º nivel: 1.200 kg/m
  • 8º-15º nivel: 288 kg/m

El gran reto en la construcción de esta estructura fue la peculiar orografía en la que se ubican las instalaciones de Papel Aralar. El nuevo almacén se edificó sobre un foso en el que hubo que introducir todo el material y la maquinaria necesarios para el montaje. Por ese mismo motivo el izado de las estanterías se llevó a cabo con una guía autoportante que hubo de ser instalada en un monte limítrofe con la zona de montaje.

 

→ Ampliación de un almacén autoportante para Chausson Materiaux

Almacén autoportante materiales de construcción| POLYPAL STORAGE SYSTEMS

 

El proyecto para este cliente -una empresa francesa de distribución de materiales de construcción- constó de dos hitos. En un primer momento construimos un almacén autoportante partiendo de cero.

Tres años más tarde, el crecimiento y la expansión de la compañía francesa requería hacer más grande este almacén. La obra de ampliación fue, realizada sin interrumpir en ningún momento la actividad diaria de la empresa.

Contacto proyectos ingeniería avanzada | POLYPAL STORAGE SYSTEMS

Solución personalizada

Si no sabes qué solución de almacenaje se adapta mejor a tus necesidades, contacta con nosotros. Te ayudaremos a configurar tu proyecto.

    Contacta con nosotros

      Eliminar archivo

      Descarga el catálogo

      Campo obligatorio
      Campo obligatorio
      Campo obligatorio