FIFO o LIFO ¿Cuál es método que mejor se adapta a la gestión de carga de tu almacén?

Almacén FIFO LIFO | POLYPAL STORAGE SYSTEMS

Si alguna vez has encontrado mercancía caducada o productos obsoletos en las estanterías de tu almacén, te interesa conocer los principales métodos de gestión de mercancías para almacenaje industrial: FIFO y LIFO.

La elección por un sistema de gestión u otro dependerá del tipo de producto que necesites almacenar. Las entradas y salidas del almacén en una empresa de alimentación no se gestionan de la misma manera que en un negocio de materiales de construcción. En un almacén de productos alimentarios, una de las prioridades, es dar salida a las mercancías en el mismo orden que se producen para evitar caducidades o perdidas de frescura en los alimentos. Sin embargo, en un almacén de materiales de construcción, al no ser un producto perecedero, no es tan necesaria la rotación exhaustiva de sus productos.

Una gestión incorrecta y una organización deficiente del stock de nuestro almacén afectará al resto de la cadena logística. De ahí la importancia de que domines estos métodos y conozcas en qué casos es adecuado su uso.

FIFO (First In - First Out):  Primero en entrar - Primero en salir

Con el método FIFO el primer lote de mercancía que entra en el almacén debe ser el primero en salir. Se prioriza la salida de los productos que llevan más tiempo almacenados.

¿Cuándo es conveniente utilizar una solución de almacenaje FIFO?

Principalmente para productos perecederos con fecha de caducidad. Por la naturaleza de estos productos es necesario sacar aquello que primero entró en el almacén. De lo contrario, por una gestión incorrecta, podemos correr el riesgo de perder el lote más próximo a caducar.

El método FIFO asegura una buena rotación de stock. Es la mejor solución para el almacenaje de productos perecederos o con un ciclo de vida corto que requieren una perfecta rotación de stocks. Principalmente, alimentos o medicamentos, en los que la fecha de caducidad es importante. Pero también artículos de moda donde la vida útil es la estación o temporada en la que se vayan a vender o productos tecnológicos donde la obsolescencia es un factor determinante.

FEFO (First Expires - First Out):  Primero en caducar - Primero en salir

Ligado a FIFO, existe un método de gestión denominado FEFO. Este método basa su criterio de gestión de entradas y salidas en la caducidad de los productos, los que primero caducan, primero salen.

Si suponemos que la primera mercancía que entra al almacén es la que tiene la fecha de caducidad más próxima, este método no tendría diferencia con un sistema FIFO. Pero hay algunos casos en los que en un almacén conviven mercancías similares con características singulares que hacen que su plazo de caducidad sea diferente. Así que un producto fabricado posterior a otro puede tener un vencimiento más temprano. En este caso, lo óptimo sería aplicar un sistema FEFO en vez de FIFO.

 

gestión almacén fifo lifo

 

LIFO (Last In - First Out):  Primero en entrar - Último en salir

En el método LIFO el último lote que entra en el almacén debe ser el primero en salir. Aquí los últimos lotes fabricados o adquiridos son los primeros en salir de nuestro almacén. El más nuevo tiene prioridad en salir respecto a los demás.

¿Cuándo es conveniente utilizar una solución de almacenaje LIFO?

Este método se puede utilizar para el almacenaje de productos que no cuentan con fechas de caducidad cortas o que no son perecederos. Cuando la rotación de stock no es un factor determinante, se pueden utilizar sistemas de almacenaje diseñados en modo LIFO, ya que, con una buena gestión general del almacén, el producto sale en plenas condiciones sin llegar a caducarse o deteriorarse.

Si la mercancía que se almacena son productos con cierta homogeneidad, que no requieren garantizar una exhaustiva rotación de stock y que, además, cuentan con una gran cantidad de paletas por referencia, se puede optar por un layout del almacén con sistema LIFO. En este caso, el método LIFO permitirá aprovechar al máximo el espacio disponible del almacén y garantizará que el producto salga de stock sin perder sus características.

Ahora que ya sabes qué método de gestión es el que más se adecúa al tipo de producto de tu almacén, conoce cuáles son los sistemas de estanterías que te permiten trabajar en modo FIFO y LIFO.

 

 

Post anterior
Acciones solidarias que muestran los valores de nuestros clientes ante el coronavirus
Siguiente post
¿Sabes qué sistemas de estanterías te permiten trabajar en modo FIFO o LIFO?
Suscríbete a nuestra newsletter
Contacta con nosotros

Mensaje